Remedios caseros para el mal aliento

Las causas del mal aliento o halitosis pueden ser muchas e incluyen ciertos alimentos, alcohol o cigarrillos, la mala higiene oral, enfermedad periodontal, la diabetes, la boca seca, sinusitis e infecciones de la garganta, abscesos pulmonares, insuficiencia renal o hepática, gastrointestinal, y las dietas estrictas . Si usted está decidido a saber lo qué está causando el mal aliento o halitosis, tenga en cuenta la programación de una consulta en una clínica dentaria. Dar  su historial clínico y odontológico completo y hacer un examen oral a fondo, para conocer el origen del mal aliento, ya que esto puede ser causado por algunas enfermedades que no están relacionados con la higiene oral

El mal aliento se puede solucionar con remedios caseros.
Exiten remedios caseros para acabar con el mal aliento.


El tratamiento para prevenir y eliminar el mal aliento o halitosis

Es importante realizar a fondo las prácticas de higiene oral en casa por lo menos dos veces al día, el cepillado con pasta dental antibacterial con flúor y hilo dental para eliminar los restos de comida y placa en los dientes, puentes e implantes dentales, y cepillarse la lengua para eliminar las bacterias que causan el mal aliento. Un estudio informó que el cepillado de la lengua y los dientes en combinación usar hilo dental  disminuyeron significativamente en un período de dos semanas el sangrado gingival y redujo el mal aliento. Otro estudio clínico realizado por investigadores de la salud dental de la Universidad de Buffalo ha confirmado que si se cepillan los dientes dos veces al día con pasta dental antibacterial y utilizando un cepillo de dientes con un limpiador de lengua puede eliminar el mal aliento.

La limpieza de la lengua es la clave para tener un aliento puro y fresco

La limpieza de la lengua es muy importante. Usted puede comprar un cepillo de dientes con limpiador de lengua en la parte posterior para limpiar los dientes y la lengua, como la Colgate 360. Después de cepillar los dientes superiores e inferiores con una crema dental antibacterial, voltee el cepillo y con  el limpiador de lengua , pase de un lado a otro como si  estuviera raspado de la lengua. Después de haber "raspado" la lengua, enjuague con agua tibia para eliminar las bacterias que pueden causar olor.